Blanca Giménez

  1. Cartografías contemporáneas en CaixaForum de Madrid

     

    El mundo del arte ha sido siempre el mundo de la representación por excelencia. A lo largo y ancho de la historia, pintores, escultores y todo tipo de artistas plásticos se han servido del arte para representar aquello que entendemos por realidad. Con la llegada al mundo contemporáneo, muchas de las prácticas artísticas se han visto subvertidas y ampliadas, apareciendo nuevas disciplinas y maneras de entender el arte y la vida. Asimismo, los sistemas de representación han ido tomando diferentes formas, pero hay algo que ha permanecido invariable dentro del ámbito artístico: el propio acto de representar. Muchas de estas representaciones surgidas en los siglos XX y XXI se dan ahora cabida en CaixaForum Madrid, en una muestra titulada Cartografías contemporáneas. Dibujando el pensamiento, que reúne piezas de exponentes fundamentales de nuestra historia del arte más reciente: Yves Klein, On Kawara, Mona Hatoum o Isidoro Valcárcel Medina son sólo algunos de los más de 70 artistas que componen la presente exposición.

    A pesar de la heterogeneidad de sus propuestas, un hilo argumental recorre todas las piezas de la muestra, que recurren al mapa (y a sus posibles vertientes cartográficas) como el principal modo de representación. Los espacios a los que se refieren estos mapas son tanto reales como mentales e imaginarios, e indagan en la cuestión del simulacro como hecho habitual en las sociedades contemporáneas.

    Mapamundis, globos terráqueos, referencias a países o ciudades, mapas mentales o topográficos, los artistas emplean diversos sistemas representativos para divagar precisamente acerca de las dificultades que hoy en día supone representar la realidad en que vivimos. En sus obras, el contexto real se entremezcla con espacios imposibles, utópicos o virtuales, poniendo de relieve la complejidad de nuestro entorno y nuestra capacidad para representarlo.

    Otro aspecto fundamental aflora en una segunda lectura de estas piezas, y reside en la presencia del poder que permanece implícita en el acto de representar y que dicta los modos correctos de representación. Estos códigos van repitiéndose originando un sistema prácticamente único que deja poco espacio para la interferencia o la creatividad. Muchas de las obras de la muestra se aprovechan precisamente de este factor para subvertirlo y eliminarlo, generando nuevos modos de representación a partir de los existentes o completamente insólitos. El espectador podrá enfrentarse a estos distintos modos de entender el mundo que nos rodea, hasta el 24 de febrero de 2013.

     

    back


Built with Berta